MEZCLA VS. MASTERIZACIÓN: RESUELVE TUS DUDAS DE UNA VEZ

NO USES MEZCLA Y MASTERIZACIÓN COMO SINÓNIMOS PORQUE NO TIENEN NADA QUE VER

Ocasionalmente, recibo correos electrónicos en el estudio preguntando sobre mis tarifas para masterizar una canción, y mi primera respuesta invariablemente es: “¿Estás interesado en la mezcla o en la masterización?” La mayoría responde con un “¿Cuál es la diferencia?”.

El inconveniente radica en que existe una considerable confusión acerca de lo que implica la masterización.

Mezcla y mastering no son lo mismo. Resolvamos de una vez por todas esa confusión que solo causa más problemas y dolores de cabeza.

MEZCLA

¿Qué es la mezcla?

La Mezcla es el proceso en el trabajas con un número de pistas grabadas o producidas, fusionándolas en un resultado final equilibrado: la canción.

Este procedimiento se centra completamente en una única canción y sus detalles, permitiéndote ajustar aspectos tan específicos como la nitidez o sibilancia de los coros o el volumen de las respiraciones entre palabras. Asimismo, se asegura que el volumen de salida del estribillo sea adecuado en relación con el volumen de entrada de la estrofa.

Mastering

¿Qué es el mastering?

El proceso de mastering implica trabajar con canciones previamente mezcladas y consolidarlas en un disco o colección de canciones.

En contraste con la mezcla, el mastering no se ocupa de los detalles internos de cada canción, sino que se centra en lograr una coherencia sonora entre ellas y en ajustar el volumen para que estas alcancen un nivel comercial, comparado con otras producciones del mismo género.

Una canción individual masterizada no experimenta cambios drásticos en comparación con la versión mezclada; su diferencia principal radica en el volumen final, ajustado para cumplir con las preferencias del mercado, que suelen caracterizarse por niveles elevados en la mayoría de los géneros de música comercial actual.

Si estamos hablando de un álbum, la masterización también incluye la parte técnica de crear el ‘CD máster’ que se manda a la fábrica y de ahí salen las copias. Esto implica cosas como fades de volumen, espacios entre canciones, datos de identificación y códigos ISRC (una especie de huella digital para cada canción).

O sea, si has grabado un tema, no tiene sentido decir que lo vas a masterizar como un proceso completo. Primero toca mezclar para darle forma, y luego ya tocará masterizar, ya sea por tu cuenta o en un estudio que controle del tema

Facebook
Email
WhatsApp

CONECTEMOS

Ras Urban Beats · Productor Musical

Estudio Camarito

 info@rasurbanbeats.com

Scroll al inicio